lunes, 17 de marzo de 2014

Coaching vs Counseling



El zapato que va bien a una persona es estrecho para otra: no hay receta de la vida que vaya bien para todos.
Carl Gustav Jung

Escribo este post porque actualmente el coaching es una técnica  muy conocida a nivel organizacional, ya que promueve el desarrollo de habilidades y el descubrimiento de competencias, sin embargo yo me forme en counseling, y  me gustaría describir las diferencias y las similitudes entre ellas.

Según Rafael Bisquerra Alzina en su artículo  “COACHING: UN RETO PARA LOS ORIENTADORES” señala que el coaching es un asesoramiento que promueve el establecimiento y la aclaración de  metas, objetivos y valores; el desarrollo de competencias personales y profesionales hasta el  nivel óptimo; la ayuda a superar bloqueos mentales y emocionales; la ayuda para llegar a  ser lo mejor que uno puede ser y otros aspectos de desarrollo personal y profesional.

Por otro lado, el counseling, que deriva en psicoterapia a partir de los años cuarenta y que a partir de los sesenta se empieza a poner un progresivo énfasis en la prevención y el desarrollo. De esta última tendencia surgen el modelo de programas y la consultoría, que se interrelacionan con  la tutoría, mentoring y asesoramiento. Todos estos conceptos tienen mucho en común con el coaching, y hay argumentos para considerar que todos ellos se incluyen en un concepto amplio de orientación psicopedagógica.

En la literatura angloamericana hay varias obras que en el título incluyen al mismo tiempo counseling y coaching.  El counseling (y por extensión la orientación) es un proceso  de ayuda dirigido a superar problemas personales o prevenirlos. Unos enfoques se centran más en los aspectos psicoterapéuticos y otros en la prevención y el desarrollo de competencias. Es en este último aspecto donde confluyen counseling y coaching, donde el segundo es un aspecto del primero. Podríamos decir que el coaching te ayuda a comprender como  conduces un coche y cómo deberías hacerlo para conducir mejor; la orientación (counseling), desde una perspectiva más amplia, te explica las ventajas e inconvenientes de cada coche para que puedas elegir el más conviene; te enseña a conducir y a mejorar tu conducción. Además, en un artículo “BACK TO BASICS: THE COUNSELLOR-COACH”, de Zander Ponzo señala que el counseling ayuda a desarrollar diversas habilidades tales como: toma de decisiones y  de planificación, además ayuda a las personas  ser más conscientes de sus deseos, necesidades y estrategias de vida. El objetivo del counseling es aumentar la autonomía de la persona respecto a su ambiente social, profesional y cultural. Proporciona herramientas en el "Aquí y Ahora" que permiten un adecuado afrontamiento de aquellas situaciones difíciles, a través de un análisis de cuáles son las necesidades y cuáles son los recursos personales y sociales del entorno que se pueden movilizar.

Los profesionales que se dedican al coaching han recibido una formación inicial muy  diversa (economistas, abogados, directores de empresa, ingenieros, deportistas, psicólogos,  lingüistas, etc.) y después se han formado en cursos sobre coaching. El Coaching y el counseling comparten las mismas competencias (escucha activa, empatía,  preguntas abiertas, informar, planificar, ayudar, desarrollo de competencias, etc.). La identidad entre ambos procesos es tal, que fácilmente se pueden confundir, de tal forma que en la práctica uno no sabe si está haciendo counseling o coaching

En conclusión el counseling es un proceso que consiste en acompañar a una persona a resolver sus dificultades y descubrir sus potencialidades  en el “aquí y ahora”,  promueve el crecimiento personal, el desarrollo y la responsabilidad de su propia vida. Por lo tanto, tanto el coaching y el counseling son dos técnicas que se complementan y permiten que se trabaje mejor en pro de las personas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario